Información

Sobre mi visión de la fotografía

Me considero al mismo tiempo un montañero y un fotógrafo amateur en el sentido literal del término francés: un amante de las montañas y de la fotografía. Desde esta posición, mi aproximación a la fotografía de montaña es muy simple: mostrar la montaña de una forma natural. Siempre he seguido el principio de que la técnica fotográfica, tanto en la toma como en el procesado, debe ser sutil, casi imperceptible en la imagen final. Considero que la montaña es por sí misma lo suficientemente bella y emocionante como para necesitar que el fotógrafo la adultere con artificios y extravagancias, que en ocasiones obedecen a modas y a una falta de criterio propio. Esto no quiere decir que mis imágenes no sean procesadas, en absoluto. No soy un purista, en el sentido de pretender obtener siempre la fotografía final directamente de la cámara con un procesado mínimo y no me impongo limitaciones a la hora de utilizar cualquier técnica que responda a mis necesidades creativas. No obstante, mi criterio a la hora de procesar una imagen es muy claro. El procesado debe mostrar una imagen natural, fiel al original y no debe restar protagonismo a la naturaleza. La técnica fotográfica, sea en la cámara o en el ordenador, no debe prevalecer sobre el motivo ya que los protagonistas de la fotografía son los paisajes, no el fotógrafo ni sus filigranas técnicas.

Sobre la técnica

Consecuentemente con mi visión de la fotografía, adapto la técnica para interpretar la naturaleza sin desvirtuarla. De este modo, en la cámara, hago un uso limitado de filtros, empleando en ocasiones un polarizador, un juego de degradados neutros y algunos filtros de densidad neutra. Siempre expongo en formato RAW, está fuera de duda que este es el formato que permite extraer toda la información recogida por el sensor. Esto implica que necesariamente se ha de realizar un procesado posterior de las imágenes para generar un archivo de uso universal. En el ordenador, salvo excepciones, tampoco realizo un procesado muy profundo de las imágenes. En la mayor parte de las fotografías el procesado se limita a ajustes globales del archivo RAW, posterior conversión a TIFF 16 bit y tratamiento por zonas en aquellas fotografías que lo requieran.

Como se puede apreciar en las Galerías, me encanta el 'gran paisaje', el paisaje con mayúsculas, aquellos panoramas de montaña que impresionan por su grandeza y espectacularidad. Este tipo de paisajes son difíciles de fotografiar y en muchas ocasiones solo transmiten su grandeza al espectador en copias panorámicas de gran formato. Las relaciones 2:1, 3:1 o incluso 4:1 de la fotografía panorámica se corresponden de forma natural con el campo de visión humano, nuestra forma de ver el mundo es panorámica y encaja perfectamente con estos Grandes Paisajes de montaña. La técnica empleada para realizar las imágenes panorámicas es idéntica a la anteriormente descrita solo que intercala un paso de fusión de las imágenes individuales antes del tratamiento por zonas. En las imágenes panorámicas de gran formato he buscado maximizar el detalle, ya que uno de los atractivos que para mí tiene la fotografía panorámica es permitir al espectador 'bucear' en la imagen, introducirse en ella desde corta distancia para descubrir detalles, ofreciendo esa sensación de 'estar allí'.

Sobre el equipo

Las fotografías mostradas en esta web han sido realizadas con equipo Canon digital. En 2007 hice la transición desde la diapositiva a la fotografía digital con una EOS 400D. Posteriormente, entre 2009 y 2018 utilicé una EOS 5D mkII. Desde 2019 uso una EOS R. Respecto a los objetivos, empleo una selección de Canon y Carl Zeiss en los he buscado obtener la máxima calidad de imagen. Actualmente empleo los siguientes objetivos: Carl Zeiss Distagon 21/2.8, Carl Zeiss Distagon 28/2.8, Carl Zeiss Vario-Sonnar 35-70/3.4, Canon RF 24-105 f/4 L IS, Canon 70-200 f/4 L IS, Canon 300 f/4 L IS, Extender 1.4x II, Extender 2x II y ocasionalmente un Samyang 14/2.8. Varios de ellos son objetivos de enfoque manual, algunos con casi 40 años de antigüedad, sin electrónica ni refinamientos modernos tales como estabilización de imagen, pero estas son, a mi modo de ver, características superfluas para la fotografía de paisaje y no pueden compensar una mediocre calidad óptica.

Evidentemente, no siempre salgo con todo el equipo, pero incluso cuando lo reduzco a un 'equipo ligero' no me libro de acarrear un mínimo de 5 kilogramos de material cada vez que voy a la montaña a hacer fotografías. Si añadimos a estos 5 kilogramos el equipo mínimo de montaña (ropa de abrigo, mochila, agua, comida, bastones, material de vivac, etc...) resulta fácil comprobar que la fotografía de montaña se convierte en una auténtica actividad deportiva, o al menos de resistencia.

Si desea transmitirme sus impresiones o comentarios puede hacerlo mediante correo electrónico a la dirección info@lastrafoto.com

I have often thought that if photography were difficult in the true sense of the term - meaning that the creation of a simple photograph would entail as much time and effort as the production of a good watercolor or etching - there would be a vast improvement in total output. The sheer ease with which we can produce a superficial image often leads to creative disaster.

Ansel Adams.