Picos Idílicos

Picos Idílicos
La idílica majada de Vegabaño.

Esta majada es, para mí, uno de los lugares más idílicos de los Picos de Europa. Estéticamente lo tiene todo: hermosos hayedos, pradera de montaña, arroyos  cristalinos y los imponentes Picos de Europa como telón de fondo. Ascender a ella atravesando el hayedo es un placer. Si además se hace en silencio, al ritmo de nuestros pasos y disfrutando del canto de las aves y el sonido del viento en las ramas, es un placer exclusivo.

En la actualidad es cada vez más frecuente observar, entre los que nos acercamos a la naturaleza, personas que lo hacen de un modo superficial, frívolo, sin apreciar en su verdadera dimensión la grandeza de los lugares en los que se encuentran. Siempre me pareció una lástima. Debemos ser conscientes de que nuestra mera presencia en estos lugares ya los está alterando. Por lo tanto, es una obligación moral aprovechar nuestra estancia en ellos.

Los que amamos las montañas debemos acercarnos a ellas con la misma devoción que un verdadero creyente practica sus ritos y debemos ser ejemplo para los demás. Es nuestra obligación procurar que nuestra huella en el entorno sea mínima y siempre reversible en el corto plazo. La mayoría somos solo visitantes de estos lugares y tenemos el privilegio de disfrutarlos. Ese privilegio va acompañado de la obligación de conservarlos. El disfrute de la naturaleza conlleva la responsabilidad de su conservación.

Afortunadamente este caso, el aislamiento de esta majada, a unas dos horas en coche de las ciudades grandes más cercanas, y los 400 metros de desnivel desde el aparcamiento más cercano, la protegen de la masificación. Que sea así durante muchos años.

Datos técnicos: Canon EOS 5D mkII, Carl Zeiss Vario-Sonnar 35-70/3.4, panorámica de 5 imágenes.

Galería Picos de Europa.

Leave a comment